Logo de la Confederación Hidrográfica del Segura, ir a la página principal

Estás en :: Inicio > Información > Sequías > Introducción a los índices

Introducción a los índices

El anterior Plan de Sequías, únicamente contemplaba tres índices que reflejaban la escasez en la cuenca: el índice de estado del sistema cuenca; el índice de estado del sistema trasvase; y el índice de estado global. En los tres casos, los índices se calculaban mediante la normalización entre 0 y 1 de un indicador que, en distintas proporciones, ponderaba las existencias a día 1 de cada mes en cada sistema y las aportaciones interanuales acumuladas. El indicador para el índice global se calculaba mediante una suma ponderada de ambos indicadores, y el índice global se calculaba empleando la misma fórmula que los índices de los dos subsistemas.

Entre las principales novedades del nuevo PES, en lo tocante a la caracterización de las situaciones de sequía están:

  • Se divide la cuenca en cuatro unidades territoriales de sequía (UTS) y cuatro unidades territoriales de escasez (UTE), que coinciden plenamente. Las cuatro unidades territoriales son:
    • Sistema principal
    • Cabecera
    • Ríos Margen izquierda
    • Ríos Margen derecha


  • Para cada unidad territorial se calculará un índice de sequía que será una normalización del índice de sequía recomendado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM): el SPI (Standardized Precipitation Index). El paso temporal elegido para el SPI que se empleará en las 4 unidades territoriales es el de 9 meses, por ser el que mejor refleja el comportamiento de los caudales (a efectos de cumplimiento de caudales ecológicos).
  • Los índices de cada UTS se combinan de manera ponderada (en función de la longitud de masas de agua para las cuales se ha establecido un caudal ecológico) para establecer un índice de sequía Global de la cuenca del Segura.
  • El índice de sequía se emplea para diagnosticar la situación de sequía prolongada, que se da cuando el índice de una UTS o el global bajan de 0’30. En esta situación, para las masas de esa UTS (o de toda la cuenca, en su caso) que tengan establecido un caudal ecológico, se relajará el régimen de cumplimiento de este. También se activarán las previsiones de tolerancia al deterioro temporal del estado de las masas de agua por circunstancias naturales. Como particularidad, en el caso de la UTS sistema principal, se empleará el índice de sequía de la UTS cabecera para determinar la sequía prolongada en las masas del eje principal del río Segura; y se empleará su propio índice de sequía para determinar la sequía prolongada en el resto de masas.
  • En cuanto a los índices de escasez, hay importantes novedades. Para las UTE de cabecera y ríos margen izquierda y margen derecha, los índices de escasez serán también los SPI a nueve meses. En cambio, para la UTE sistema Principal, el índice de escasez será parecido a los índices de estado que se venían calculando:
    • En vez de medias móviles, se emplearán umbrales fijos del valor del indicador para determinar los pasos de una fase de escasez (Normalidad>Prealerta>Alerta>Emergencia) a otra.
    • Los umbrales de cambio de fase de escasez del índice cambian. Entre Prealerta y Alerta antes era el valor de 0’35 y ahora pasa a ser 0’30, mientras que entre Alerta y Emergencia era 0’20 y pasa a ser 0’15. No obstante, para que estos índices reflejen situaciones idénticas a las caracterizadas en el pasado, los umbrales del indicador que antes implicaban un valor de 0’35 ahora se interpretan como 0’30, y lo mismo pasa con el otro umbral.
    • El anterior índice de escasez global ponderaba los indicadores de los subsistemas cuenca y trasvase, y luego empleaba la fórmula para calcular el índice; en el nuevo PES, para calcular el índice de escasez global no se emplearan los indicadores de los subsistemas, sino sus índices, y la ponderación será 50%-50%.
    • Para declarar una sequía extraordinaria se deben dar simultáneamente situaciones simultáneas de ALERTA o EMERGENCIA en los índices de escasez + SEQUÍA PROLONGADA en los índices de sequía. También se puede declarar con una situación de EMERGENCIA de escasez, aunque no se detecte sequía prolongada, si se acaba de pasar una situación de sequía prolongada y se estime que esta aún afecte a la situación de escasez. La sequía prolongada exigida puede darse bien en el ámbito del Segura o bien en la cabecera del Tajo. Para determinar la concurrencia de esta última circunstancia (sequía prolongada en cabecera del Tajo) hay que atenerse a lo previsto en el nuevo PES del Tajo, que esencialmente está basado en las aportaciones de los últimos tres meses en los embalses de Entrepeñas y Buendía, normalizadas entre 0-1 y con una ponderación de 0’55/0’45.