Logo de la Confederación Hidrográfica del Segura, ir a la página principal

 Estás en :: Inicio > Información > Infraestructuras > Embalses > AlfonsoXIII

Embalses

Embalse de Alfonso XIII

Marco territorial

Características físicas de la cuenca

La superficie de la cuenca vertiente al embalse asciende a 833,37 km². La cota del cauce en la presa es de 261,68 m.s.n.m. La máxima altitud en la cuenca es de 2.081,00 m.s.n.m

La superficie del embalse a la cota del nivel máximo normal, es de 223,26 ha. Esta superficie se incluye íntegramente en la región de Murcia. El volumen del embalse a esa cota es de 13,70 hm³.



Cuenca aportadora al embalse de Alfonso XIII

Información medioambiental

No existe constancia de la realización de ningún estudio ambiental o de estudios de impacto de la construcción de la presa sobre el medio ambiente, debido sin duda a la fecha de ejecución de la misma.

Posteriormente, las obras realizadas han sido por regla general de pequeña entidad sobre instalaciones de la presa, por lo que no han requerido ningún tipo de estudio de este tipo.

Por otro lado, el embalse de Alfonso XIII, como tal, es considerado una zona LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) con código ES6200043 denominada Río Quípar.

Además, el embalse linda con otra zona LIC denominada Sierras y Vega Alta del Segura y Ríos Alhárabe y Moratalla (código ES6200004).

El embalse se encuentra dentro de la zona ZEPA denominada “Sierra del Molino, Embalse del Quípar y Llanos del Cagitán” con el código ES0000265, establecida por Resolución de 8 mayo de 2001. Además, por ser una zona ZEPA, el embalse está incluido a su vez en un Área de Protección de la Fauna Silvestre denominada Embalse de Alfonso XIII, Cagitán y Almadenes.

subir


Geología y sismología

Geología

La geología general de la zona viene descrita en:

  • Mapa Geológico de España. E: 1/50.000 (IGME). Hoja Nº 890 (Calasparra)
  • Mapa Geológico de España. E: 1/200.000 (IGME). Hoja Nº 72 (Elche)
  • Geomorfología de España. Varios Autores. Editorial Rueda, 1994.

No existen estudios específicos de la geología y la geotecnia de la presa, aunque sí se ha recopilado información de diversos proyectos realizados para la presa.

El embalse de Alfonso XIII se encuentra situado en la parte más septentrional de las Cordilleras Béticas, que a su vez constituyen el segmento noroccidental del Orógeno Alpino Perimediterráneo (alineación de cadenas montañosas con estructura en mantos de corrimiento originada durante el Cretácico y el Terciario que presentan una disposición centrífuga respecto al área ocupada por el mar; Martín Algarra, 1987).

Dentro de las Cordilleras Béticas, la zona considerada está enmarcada dentro de las Zonas Externas o Dominio Sudibérico. Los materiales de este dominio ocupan una gran extensión en la cordillera y representan un intervalo de tiempo que va desde el Trías hasta el Mioceno. Tienen una estructura caracterizada por un despegue generalizado entre el zócalo (Paleozoico Hercínico) y la cobertera deformada (pliegues, fallas y mantos de cabalgamiento mesozoicos y cenozoicos), en los que el Trías Arcilloso-Evaporítico actúa como material de despegue y los cabalgamientos tienen vergencia general hacia el Oeste (W) y Noroeste (NW). El zócalo paleozoico no aflora, permaneciendo a una profundidad de 5-8 km y constituido por materiales análogos al Macizo Ibérico.

Según la naturaleza de los materiales y el grado de deformación se diferencian claramente dos zonas:

  • Prebético, con facies depositadas en medios someros, que durante el Mesozoico representaba la zona más cercana al continente, constituido por el Macizo Ibérico.
  • Subbético, de facies pelágicas a partir del Lías medio, que representa la zona de depósito marino más alejada del continente, con materiales de cuenca oceánica y eventualmente rocas volcánicas efusivas durante el Mesozoico.

Entre ambos se reconocen en algunas zonas las Unidades Intermedias, correspondientes a los materiales del talud continental, con facies por lo general de tipo turbidítico, ligadas al depósito en abanicos submarinos y que localmente pueden alcanzar espesores considerables. Tienen características propias con importantes variaciones laterales, cabalgando sobre el Prebético y cabalgados por el Subbético.



Mapa geológico general de las Cordilleras Béticas Documento PDF (4 MB)

Además, se distinguen los materiales autóctonos que en nuestra zona de estudio, se distinguen los correspondientes a las formaciones premantos (de edad miocena) y las formaciones constituidas por materiales postorogénicos, que se depositaron posteriormente a la puesta en lugar de las unidades alóctonas, y que constituyen la cobertera terciaria y cuaternaria.

El vaso se encuentra, casi en su totalidad, sobre materiales del Subbético Externo, mayoritariamente sobre las margas, margocalizas y areniscas del Albiense.

Además la zona central del vaso es cruzada transversalmente por una franja de terreno compuesta por calizas, margas y margocalizas pertenecientes al Turoniense y al Senoniense, ambos del Subbético Externo. Debido a la naturaleza de estos materiales, la impermeabilidad está prácticamente garantizada.

La única zona del vaso sobre el Subbético Interno Frontal es la parte más cercana a la presa en donde aparecen las margas yesíferas y yesos del Keuper. Se caracteriza este terreno por la existencia de abundantes canteras de yeso, lo que unido a las arcillas que lo forman, caracterizan al terreno Triásico como impermeable.

La presa de Alfonso XIII está construida en una cerrada perteneciente al Cretácico Cenomaniense, prácticamente en su línea de contacto con el Keuper del Triásico, pues este comienza unos metros aguas arriba de la presa.

Debido a la cercanía con el frente de cabalgamiento, la estructura geológica de la zona es muy complicada. Así, aunque la presa se establece sobre las dolomías masivas del Cenomaniense, aparecen a escasos metros dolomías estratificadas del Turoniense (Cretácico del Prebético Interno) y calizas arenosas del Mioceno inferior (Terciario autóctono); además de las nombradas anteriormente margas yesíferas del keuper.



Vista del cauce desde la presa hacia aguas abajo

Sismología

La peligrosidad sísmica es diferente de unos lugares a otros y ha sido práctica habitual calificar los territorios en función de esa peligrosidad. Atendiendo a los criterios marcados a nivel de recomendación en la “Guía Técnica de seguridad de Presas. Estudios Geológicos y de Prospección de Materiales” editada por el Comité nacional Español de Grandes Presas (CNEGP) en su apartado 3.3. se hace una clasificación en tres grandes grupos:

  • Zonas de baja sismicidad. Coeficiente ab < 0,04 g
  • Zonas de media sismicidad. 0,04 g < ab < 0,13g
  • Zonas de alta sismicidad. 0,13 g < ab

(Siendo ab la aceleración básica de la zona)

Atendiendo a la clasificación aquí realizada, la presa de Alfonso XIII se encuentra en una zona que podríamos clasificar de media sismicidad ya que la aceleración básica para el término municipal de Calasparra es de 0,07 g (datos extraídos de la Norma Sismorresistente NCSE-02).

Atendiendo a la “Guía Técnica de Seguridad de Presas Estudios Geológicos - Geotécnicos y de Prospección de Materiales” y teniendo en cuenta el factor del terreno (utilizando la Instrucción Sismorresistente NCSE-2002 y por analogía con la instrucción antigua), se considera una aceleración de cálculo para el terremoto de Proyecto de 0,073•g y para el Terremoto Extremo de 0,116•g.

subir


anterior siguiente volver